viernes, 24 de junio de 2011

La actividad física y sus beneficios para una mejor memoria

El ejercicio se ha asociado con beneficios para la salud desde hace algún tiempo. Ahora se piensa que el ejercicio regular también puede ser capaz de ayudarle a mejorar su memoria. En concreto, La actividad física aeróbica se cree que está relacionada con la capacidad de mejorar el flujo de oxígeno al cerebro, junto con otros nutrientes esto consecuentemente mejora la capacidad de recordar.

Cada vez que el nivel de oxígeno en el cerebro es bajo, la capacidad de concentración se ve afectada. Cuando se dificulta la capacidad de concentración, cada vez es más difícil recordar la información que ya ha aprendido, así como se dificulta aprender nueva información. Varios estudios han encontrado que una manera crítica para mejorar el flujo de oxígeno al cerebro es participar en la actividad física. ¿Cuánto ejercicio necesitas hacer para obtener estos beneficios en tu memoria? Por supuesto, siempre es una buena idea hacer ejercicio con regularidad, pero aunque sólo sea caminar a paso ligero durante 15 minutos cada día va a mejorar su capacidad de concentración.

Tenga en cuenta que si usted no está acostumbrado a hacer ejercicio con regularidad, es una buena idea comenzar lentamente con el fin de asegurarse de que no sufra una lesión u otras consecuencias por esforzarse demasiado. Comience con un programa cardiovascular ligero en casa.

Las investigaciones también han indicado que la actividad aeróbica hace que sea posible que crezcan células completamente nuevas. Estas células del cerebro son conocidas como neuronas y se encuentran en el hipocampo, la parte principal del cerebro que es responsable de la memoria. Un estudio realizado por la Academia Nacional de Ciencias en USA revela que la participación en una actividad física durante un período de tres meses fue capaz de construir nuevas neuronas en esta área crucial del cerebro, así como mejorar la capacidad de recordar. De hecho, este estudio encontró que el ejercicio obtenía tantos beneficios que era capaz de hasta producir un aumento del 30% en las células cerebrales. Los participantes en este estudio en particular participaron en el ejercicio entre una y dos horas por día, cuatro días a la semana.

Caminar también puede ayudar a manejar el estrés, ayuda a aliviar su mente de la presión. Si caminas por lo menos 30 minutos al día, serás capaz de ser mentalmente más efectivo y aumentar la nitidez de su memoria. En un estudio separado realizado por Kristine Yaffe, en San Francisco, los resultados mostraron una diferencia del 50% en las funciones mentales y en sus actividades al comparar un grupo de personas que realizan actividad física con personas senderistas de alto nivel. El estudio siguió a un grupo de 6.000 mujeres durante un período de ocho años. Sorprendentemente se encontró que por cada milla adicional que una mujer caminaba a la semana, existía la posibilidad de un 13% menos de deterioro cognitivo.


Si quieres aprovechar los beneficios que la actividad física tiene para tu memoria es importante ejercitarte un mínimo de tres días a la semana durante al menos 30 minutos cada sesión. La clave está en la disciplina, aunque no puedas ver los beneficios físicos y mentales en el corto plazo, seguramente podrás obtenerlos a mediano y largo plazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada